BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




jueves, 30 de junio de 2011

DOC (Café Jessy)




Doc era unos de los habituales del Jessy. En el café, nadie conocía su nombre verdadero. Por lo que le llamaban Doc aunque le habían retirado la licencia de médico hacía algunos años por su desmesurada afición a las medicinas alternativas que se elaboraban en destilerías.

Doc sobrevivía extrayendo balas y cosiendo navajazos sin hacer preguntas en la tierra de nadie de Manhattan. Eso sí, se negaba tajantemente a solucionar problemas a señoritas en apuros y a damas con amantes de piel no tan clara. Bebedor sí pero con principios.

Durante mucho tiempo se comentó en el Jessy el ataque al corazón de Simon Bitter, un bebedor profesional que dejaba cuentas astronómicas que alguien anónimo pagaba al dueño a fin de mes.

Aquella noche Simon cayó redondo. El pulso se le debilitó a toda velocidad, su piel era gris ceniciento y la respiración se iba espaciando por momentos. Doc avisó al preocupado dueño en voz alta que necesitaba su whisky gran reserva. Ante esas palabras el organismo de Simon Bitter se normalizó por arte de magia y exigió la medicina que ordenaba Doc. 

Curado de sus problemas de corazón, Bitter casi tiene que ser curado por Doc de un traumatismo en la cabeza víctima de la ira desatada del dueño del  Jessy.

viernes, 24 de junio de 2011

MIENTRAS ESCRIBES




Te veo escribiendo en la mesa
y me pregunto
qué recuerdos te marcaron
y qué ideales te perdieron.

Sonrisas que cierran misterios,
expresiones esquivas por coraza,
mientras sigues ahí:
Escribiendo en la mesa,
olvidando ideales,
y con una marca llena de recuerdos.

jueves, 23 de junio de 2011

DUDAS


Tentado por viajes prohibidos,
ungido por el hacha del recuerdo.
Renqueando ante tus temores
así me siento yo ante tus dudas.

Coleccionando “te quieros” encubiertos,
Holas de reencuentros interinos,
sensaciones nuevas
albas derrotadas por la aurora.
Fantasías inflamadas
de sensaciones exiliadas en la mente.

Y una cama vacía que llora nuestra ausencia,
que acoge silencios
y al recordarte,
cree que todo fue el fruto
de un mal sopor compartido.

miércoles, 22 de junio de 2011

BRIAN TAYLER (Café Jessy)


Brian Tayler era uno de esos investigadores privados sin licencia que contrataba, aquel que quería saber algo y cubrirse las espaldas a la vez. Era bajo, y con una mirada analitica bajo su sombreto de ala ancha. Los clientes del Jessy tomaban precauciones ante su presencia. Parecía saberlo todo, era su propio confidente. Su gran cualidad que le hacía apreciado por sus clientes, era su absoluta discreción pareja a su eficacia. Una vez pagado el precio acordado era una tumba.

Fue famoso entre los bebedores del Jessy el día que consiguió, durante un año cuatro copas la noche y una copa junto a Dolores una vez al mes. Robert Madison contó cómo un día le vio coger en un frasco una muestra de la cerveza  que servían en el Jessy y que decía el dueño que era casera al cien por cien. Doc contó que a la semana siguiente le vio entregar al dueño un sobre, el cual al abrirlo y leerlo su rostro se puso escarlata e hizo pasar a Tayler a su despacho a toda prisa.

El sobre en cuestión era el resultado de unos laboratorios de Manhattan y solamente ponía una frase: Ictericia, recomendamos urgente hospitalización. A partir de ese mismo momento el Jessy dejó de servir cerveza casera.



CUANDO PIENSAS EN MI



Sé que piensas en mí,
porque has invadido mi memoria,
porque tu cariño me habla entre historias
porque tu voz
me trae entonaciones de lugares lejanos.

Dices que me quieres mucho
y tus frases van cayendo
con posos suaves nacarados
de la cadencia impoluta de tu palabra.

Siento a lo lejos que existes.
Lo que tan sólo tú puedes darme.
Primaveras por encima de otoños
caricias fraguadas en nuestras mentes
Y una rosa dicha en las nubes
que volaron a tu tierra lejana.

EXISTES



Saber que existes
es un sonar alejado de todo.
Saber que me amas
fue un susurro desviado a ninguna parte.

Fue el amargor de quien dijo tu nombre desde lo alto
y luego en caída libre,
aspiró tu aire en mitad de las noches.

Zumbido apartado de muchos,
Eres la amiga, la amante y la madre.
Caricias expertas rozadas de palabras.
Un te necesito insolvente
gritó mi nombre
en vanas monedas
de vahos de estambre.

lunes, 20 de junio de 2011

EL INCENDIO DEL JESSY (Café Jessy)


Fue el incendio más extraño que se recuerda en la tierra de nadie de Manhattan. El incendio del Jessy sería recordado por todos como el único incendio en el que no hubo llamas, ni humo pero sí muchos heridos y cuantiosos daños materiales. Fue una de aquellas noches en que el Jessy estaba atestado de gente mientras Dolores cantaba su quinta canción de la noche.

En aquellos momentos Simon  Bitter iba por su sexto whisky y le preguntaba a gritos a Harry el camarero cuando le serviría el séptimo. En ese mismo instante Harry, sobrecargado de trabajo y harto de oir la misma pregunta,  contestó con un grito  a Simon en el instante en que emergió de la nada ese segundo de silencio en que los ángeles pasan. La palabra gritada en ese segundo fue ¡¡¡¡LUEGOOOO!!!

El problema surgió a continuación, porque la gente entendió el LUEGO con F y no con L. El resultado fueron graves destrozos en el mobiliario (todas la mesas, botellas, estantes, mostrador) y casi todas las sillas y roturas de las estrechas ventanas por parte de la gente que intentó huir por ellas y de las que luego hubo que rescatar al quedar atrapadas. El Jessy tuvo que ser cerrado durante veinte días y el balance final fue de dieciocho heridos de distinta consideración, de los cuales quince no tenían seguro médico y un desaparecido, Harry el camarero.

Jamás se pudo dar con él, pese a las pesquisas de Tayler, nunca fue hallado para rabia del dueño. Los clientes, a su regreso, decían entre ellos que ignoraban que fue más ràpido en Harry: si su miedo o su conciencia de haber metido la pata.





domingo, 19 de junio de 2011

FRENTE A FRENTE



Se acercará tu día,
estaremos frente a frente.
La primavera volverá a serlo de nuevo,
y ahí estarás tú:
Codo a codo,
frente a frente,
mirada contra mirada.

Una llamada en tu habitación.
Mi voz al otro lado anunciará que subo.
El ascensor del hotel que suena
rumbo a ti.
Unos golpes suaves a la puerta,
un correr precipitado a abrirla;
un corazón que amenaza con irse desbocado.
Una interrogación suspendida en tu cuerpo.

Entonces ya no habrá puerta
y ahí estaremos los dos
Codo a codo,
Frente a frente.
Fundiéndonos en un fuerte abrazo
que se nos negó hace tiempo.

TÉRMINOS



Fueron términos con sentidos desviados
de sombras inocuas en tu yo.
Un descentrado de marcos multiformes
con holgadas caricias sin sentido

Sombras que resuenan en mi llamada
desvíos a mil y un lugares.
Ciento una noches en mi debe
y cinco mil quinientas en mi haber.

Y ahí nos vemos,
ante rutilantes luces que forman las curvas,
leyendas urbanas de caprichoso engaño;
y un erguirse de quien nunca poseyó.

Diplomacias, sutilezas
y un canto altisonante,
que ya nadie escuchó.

sábado, 18 de junio de 2011

PATRICIO COLLINS (Café Jessy)



Se decía que el dueño del Jessy nunca necesitaría un trasplante de corazón, porque no se puede trasplantar lo que no se tiene. Por eso causó asombro entre los clientes del café, la tristeza  del dueño ante la muerte del hombre que hacía la limpieza en el local.

Se llamaba Patricio Collins y la última vez que se le vio con vida, por todos, fue cuando recogió los cristales del espejo que había destrozado O`Connor. Era el más antiguo de los empleados del local y el único que no miraba con miedo a su jefe. Los clientes más veteranos ya lo recordaban allí y decían que en el Jessy  le saludaban hasta las piedras.

El día que faltó al trabajo, todos se percataron que desconocían su domicilio, por lo que Brian Tayler se ofreció a averiguarlo. Al día siguiente regresó con el certificado de defunción de Patricio Collins y una pequeña caja que le significó barra libre durante un mes, a cambio de no desvelar su contenido.

El dueño cogió la caja y se encerró en el despacho. Su llanto no tardó en escucharse. Lo que no les contó Brian Tayler a los parroquianos, fue que la caja contenía  fotografías de dos jóvenes con el uniforme republicano de la guerra civil española. De haberse fijado y tener más conocimientos de historia, Tayler habría sabido que Collins llevaba en su uniforme los galones de coronel.  

jueves, 16 de junio de 2011

PASADAS PESADILLAS



Eran tiempos gañanes de espaciadas ideas,
de deseos cargados de infidelidades y traición.
Momentos de tentaciones que nos vencían,
de duelos indemnes de teñidas injurias.

Y existíamos en todas las idas y venidas de las parcas
en temerosas acciones derrotadas.
De hermanas que se mecen en tu silencio
y de noches convertidas en desastres.

Pesadillas de crepúsculos escarnecidos
Así sentí  las noches de rugiente vela.
Noches que sabes que te espero.
Noches que algún día,
compartirías conmigo sin saberlo.

CUANDO SIENTAS




Cuando creas ver mi cara
allá donde se posen tus ojos
es porque estaré escribiéndote un verso.

Cuando me sientas
en tus solitarios sueños
será porque estás en lo míos.

Cuando grites mi nombre
al pasear por nuestra playa,
será  porque el tuyo es escrito en otra arena.

Será en ese momento cuando notes mi olor en el aire,
cuando ese mismo aire te recuerde a mis caricias
y cuando un reflejo te haga sentir mis besos.

Será entonces cuando mi nostalgia te recuerde
cuando toque el aire con mis dedos
y una luminosidad perpetua,
te mande mi mensaje
mi cariño, mi vida, mis deseos.

martes, 14 de junio de 2011

LA HISTORIA DE JERRY O`CONNOR (Café Jessy)

 


Jerry O ́Connor frecuentaba el Jessy, un café nocturno muy en boga aquellos años que, aunque en la frontera de Manhattan, a sus clientes le gustaba decir que estaba en tierra de nadie, el tabaco era la única droga prohibida. A Jerry le gustaba tocar el saxofón y el dueño le dejaba actuar algunas noches a cambio de nada. Por enésima vez preguntó por Dolores y recibió la misma respuesta que las otras veces. La había buscado por todos los sitios posibles con escaso resultado. Dolores era la obsesión de Jerry y le gustaba estar en los sitios que ella visitaba. Él sabía positivamente que esa noche vendría y estaba preparado para la ocasión. Recordaba como lo miraba en su debut en el Jessy. Jerry O ́Connor le había dedicado todo el concierto.

Su paciencia se iba agotando  a medida que pasaban las horas fue entonces cuando la vio. Se estaba insinuando a todos los que pasaban, O ́Connor  sintió como los presentes la desnudaban con sus ojos. Se puso frente a ella, sacó su pistola y le vació el cargador. Tras la última bala tuvo noción de lo que había hecho. A sus pies en un desorden organizado yacían  todos los cristales del espejo.  

Jerry O ́Connor había disparado contra su propia imagen.


domingo, 12 de junio de 2011

LOS ADMINISTRATIVOS, LA RETAGUARDIA DEL NEGOCIO


Cuando vemos las ofertas de empleo, un elevado porcentaje de ellas, son de comerciales. Los vendedores siempre están muy  solicitados y si lo hacen bien acaparan los mejores puestos de responsabilidad en las empresas y siempre son los mejor remunerados. Nadie niega la importancia de las ventas, de hecho son clave para que la empresa funcione y llegue a buen puerto. Sin embargo, de nada serviría todo lo conseguido, todas las ventas que se hagan, si detrás no existe un equipo administrativo que respalde el negocio captado. Un equipo que,  en la retaguardia de la actividad empresarial, realiza una tarea no menos importante que consiste en retener al cliente con un servicio discreto y eficaz.

Nos basta con ver los anuncios, no se pide a los comerciales unos estudios específicos,  incluso más de la mitad es suficiente con que los candidatos tengan la enseñanza obligatoria. Tan sólo se les ordena  que vendan y punto. Por el contrario, para ser administrativo hay que tener una formación previa y muy especializada. Quien suscribe ha leído demandas de Auxiliar Administrativo en que se pedía como mínimo  ¡Licenciado en Empresariales!  Y sin embargo, todos estos años de estudios ni están debidamente valorados en las empresas, ni retribuidos en su justo valor.

Hoy en día, la gran mayoría  de las grandes empresas están reduciendo su plantilla administrativa y poniendo en su lugar, comerciales, comerciales y más comerciales. Como consecuencia de ello el trabajo administrativo se amontona rebajando con ello la calidad (clave para retener al cliente), los comerciales, además de atender los objetivos, tienen que realizar, a mayores, el trabajo administrativo lo que disminuye sus posibilidades de éxito en las ventas y una prolongación indebida de la jornada laboral y no sólo eso sino que, además tienen que captar clientes que reemplacen a los que se han ido.

Puede parecer a simple vista muy rentable a corto plazo: Todos  vendiendo con la mitad de costes de personal. Sin embargo esta política, a medio y largo plazo genera una reacción en cadena de frustraciones y resentimiento en la plantilla creando una carcoma dentro de la empresa. Ante esta situación, los trabajadores se queman enseguida, siendo sustituidos por otros nuevos. Y estos nuevos puede que sean frescos, pero son huérfanos de experiencia  y sin las tablas suficientes para enfrentarse debidamente a la actividad comercial.

En resumen, el deshacerse del personal administrativo y sustituirlo por comerciales, es como ir a una guerra solo con soldados pero sin sanidad ni intendencia; se podrán ganar las primeras batallas pero se acabará perdiendo la guerra y si se pierde la guerra, en este caso el negocio, no hay nada que hacer y será demasiado tarde para darse cuenta.


IA KUCK SENECK



           - ¡Ia Kuck seneck!

         Era lo único que decía. Lo habían capturado nuestros guerreros en las incursiones a las lejanas tierras del sur. Le tuvimos que proporcionar ropas de abrigo, no estaba acostumbrado al frío. La nieve le pareció algo asombroso, y cuando la estación oscura acentuó la duración de la noche, creímos que se nos moría de tristeza.

         Los guerreros el clan, me dijeron que en su país, el calor y la luz eran aún mayores que en la estación de los mares tranquilos. Yo era tan solo un niño pero conecté enseguida con él. Me lo asignaron para que cuidase de mí y me seguía a todas partes. Si nuestro pelo era dorado, su cabello y su piel eras negros como aquella piedra a la que llaman azabache. "Yo seré guerrero y haré muchos viajes", le decía y el me sonreía triste y señalaba hacia el mar diciéndome: Ia Kuck seneck.

         Siempre que podía, él miraba hacia el horizonte en el momento en que se ponía el sol, se sabía esclavo y tal vez los suyos se preguntaban por su suerte. Nunca nos creó problemas y le acabé tomando afecto. Le llamé Kuck, nunca aprendió nuestra lengua.

         Pasaron cinco estaciones oscuras, cuando empezó la estación de la luz perpetua, fui declarado guerrero y embarqué por primera vez, Kuck me acompañó, me era fiel y sé que me quería.

         Finalizado el tiempo de las incursiones, pasamos a plena luz del día bordeando unos parajes que me eran desconocidos, la luz hería mis ojos y el calor era sofocante. No le daría mayor importancia   si no fuera por que Kuck miró a la orilla. Me miró eufórico con una alegría inconcebible en él, me señaló aquella costa: Ia Kuck seneck, Ia Kuck seneck, Ia Kuck seneck, ¡¡¡Ia Kuck seneck!!!

         Me miró suplicante; al ser mi esclavo el resto de la tripulación no intervino y se mantuvo a la expectativa esperando mi reacción. Me di cuenta que yo podría estar en su lugar. Le señalé la borda "salta" y Kuck se desnudó y saltó. Lo vimos llegar sin novedad a la orilla. Tres hombres iguales a él surgieron de entre la vegetación y lo recibieron en la playa; pude distinguir cómo uno de ellos lo abrazaba. Kuck se volvió para mirar el barco, era el mismo que años atrás lo había llevado a mi país, supe que me decía adiós.

         Ese día cambió mi vida por completo. Tres simples palabras: "Ia Kuck seneck" me hicieron comprender que los hombres nunca podrán apropiarse enteramente de otros hombres, por lo que hice un juramento en mi interior, de que si alguna vez yo reinaba sobre las tierras del norte, nunca lucharía por esclavizar a los hombres sino para ganar su libertad.

EL PROFETA



Salió el profeta de la cueva donde habitaba, y habló a la muchedumbre que le aguardaba en el valle para oírle. Dijo el profeta con voz clara y vibrante:

-         ¡Escucha pueblo! Esto dice "El que debe ser escuchado": "He visto a los hijos de los hombres mirar hacia el suelo y no hacia el cielo. Agotado, ninguno de ellos me ayudó y herido me remataron. Llegará el día en que cansado vengue estas afrentas, llegará el día en que llore por ellos porque no lo haría si no fuese necesario. Un enviado me precederá para que tengáis tiempo de reparar vuestros errores.
Dicho esto, el profeta se metió en su cueva.

El pueblo obedeció al profeta y durante un año demostraron su arrepentimiento ante los ojos de "El que debe ser escuchado" y Él los perdonó.

Salió el profeta a hablarle al pueblo diciéndole:

-         Oíd a "El que debe ser escuchado": "Los hijos de los hombres han hallado la gracia ante mí. Durante siete años, reinará en mi pueblo la paz y la prosperidad. Pasado ese tiempo, el país de Seli os invadirá, de vosotros dependerá que yo os ayude a vencerlo." Así habla "El que debe ser escuchado".

Dicho esto el profeta volvió a su cueva.

Oído aquello, se dijeron los hijos de los hombres, "Arrasemos el país de Seli; de esta manera no nos invadirán dentro de siete años".

Los hijos de los hombres atacaron el país de Seli a sangre y fuego, matando sin excepción a todos sus habitantes. Nunca el dolor y las lágrimas fueron tan abundantes en el país de Seli.
Cuando volvían a sus casas les salió el profeta al camino y les dijo:

-         ¡Necios! ¿Creéis que así vais a contradecir Sus sagrados designios? Hagáis lo que hagáis se cumplirá lo anunciado, porque está escrito en el Libro de los Ancianos "Cúmplase lo dicho sin excepción".

Pero ellos se burlaron de él insultándole.

En los siete años que pasaron; los hijos de los hombres perdieron la gracia del que los creó y Él decidió olvidarlos, dejándolos a su suerte. Pasado el tiempo, volvieron al país de Seli sus hijos, que habían estado en la guerra a las órdenes del Faraón de Egipto. Cuando vieron su país arrasado, su odio se volvió contra los hijos de los hombres y los invadieron, matando a uno de cada dos y llevándose como esclavas a las vírgenes en edad de desposar. El hambre y la miseria quedaron tras las hordas del país de Seli.

Viendo todo esto, el profeta lloró por su pueblo e imploró clemencia a "El que debe ser escuchado". Sus ruegos fueron oídos y una voz le dijo en su interior:

-         Tu pueblo te sobrevivirá, y el lugar donde reposen tus huesos, permanecerá intacto incluso cuando acaben sus días los hijos de los hombres. He aquí mi orden: "No hablarás al pueblo mientras no te lo diga, hasta entonces tu boca permanecerá cerrada porque yo la sellaré".

 Y así se cumplió lo dicho durante siete años.

Acabado el plazo los hijos de los hombres fueron a la cueva del profeta. Este salió y habló a su pueblo:

-         Esto dice "El que debe ser escuchado": "Han terminado los días del que es mi voz ante vosotros. Será enterrado en donde vivió porque es mi voluntad. Pasados los días del duelo, desaparecerán los hijos de los hombres de la faz de la tierra gritando entre ellos ¡Dichosos los que habiten la tumba del profeta!".

Murió el profeta a los siete días, siendo enterrado donde estaba anunciado. Todo el pueblo lloró su muerte y fue honrado durante el tiempo que era costumbre.

 Pasados los días  de luto, el suelo se abrió y vomitó fuego de las entrañas de la tierra. Se abrieron las compuertas celestes y el agua cayó durante setenta días con sus noches. En medio de aquel cataclismo, la tumba del profeta permaneció al margen de la ira de los elementos.

 Todos los hijos de los hombres fueron exterminados, a excepción de un hombre y una mujer jóvenes que se hallaban orando ante la tumba del profeta, cumpliéndose las palabras "¡Dichosos los que estén en la tumba del profeta!".

"El que debe ser escuchado" sumió al hombre y  a la mujer en un letargo que duró siete días con sus noches. Transcurrido ese tiempo, los despertó y les entregó un jardín al que llamó Edén, para que lo habitasen. El hombre se llamaba Adán y la mujer Eva, y la historia de los hijos de los hombres comenzó de nuevo.


sábado, 11 de junio de 2011

SUSCRITOS



Fue un camino transitado por cientos de historias
suscrito por estampas infinitas.
Amores y desamores
con fútiles espinas de escarmiento.

Fueron hueras leyendas encostradas
de tácitos acuerdos. 
Fue un anhelo inacabado
un comentario sin espera.

Me siento en la ventana,
y diviso el tintineo a lo lejos.
Camina mi mirar a ninguna parte
mientras transitan cientos de historias,
con amores y desamores
con encuentros y desencuentros;
suscritos por estampas infinitas
que un día, de la misma vida vinieron.

CARTAS



Cartas que me escribiste
cartas de amor,
de pasión, de celos.
Cartas.

Escritos de mensajes de dos.
Líneas cruzadas
de quien te dijo lo que sólo tu escuchaste,
de lo que deseaste oír.

Delgados trazos horizontales
pegados a una foto
pintada de encuentro
de honores, de axiomas.

Quince líneas
veinte letras
tres mil sentimientos condensados.
Que tan sólo fueron eso: Cartas.

jueves, 9 de junio de 2011

JUNTOS



Juntos
haces que el tiempo deje de serlo,
logras que no hallemos distingos entre luces y sombras.

Me envuelves con tu presencia.
Me sonríes sin decir nada,
mientras me cuentas todo.

Un café, una poesía.
Una vida, un rozar de dedos.
Un duelo, una extraña verdad.

Y existes,
monotonía convertida en increíble aventura;
compás de canciones deportadas
de un anatema que tan sólo es de dos.

Tus uñas marcaron mi carne
y tus labios sellaron lo que nunca deseamos.
Agitas mi pelo
pintas mis cejas y nuestros labios son unidad.

Y ahí estás frente a mí
ante un café,
ante una poesía.

SÉ UN LUGAR



Yo sé un lugar
donde nunca existieron las lágrimas.
Conozco un lugar extraño,
formulario de avisos en paro
de correos imaginarios
de amores disecados en frascos de aguardiente.

Yo sé un lugar mágico
de abrigos y de hogueras
de abrazos condenados.
De bailes hirientes
de tamizados garañones.

Y ahí estás.
Me das tu boca hasta saciarte,
me sientes en tí mientras susurras.
Percibo mi sangre en la espalda.
Me sonríes,
y te beso,
descubriendo en tus ojos
ese lugar mágico,
ese lugar extraño.

miércoles, 8 de junio de 2011

EL VOTO DEL ODIO, PROTEJÁMONOS



Espero que dentro de un año tenga que reconocer mi equivocación ante lo que voy a escribir, pero tengo sospechas que no erraré ante lo que estoy percibiendo en el ambiente, y no puedo evitar incertidumbre a lo que pueda pasar de aquí al año que viene.

Quien esto escribe siempre ha entendido que en democracia los partidos dan a conocer sus programas y los electores votan a la mejor opción y nunca jamás contra una opción. Votar “contra” en vez de “a” puede resultar un juego peligroso que puede explotarle en las manos a quien lo utilice. Eso es lo que temo que pueda suceder.

La amplia victoria popular en las municipales y autonómicas, además de ser un severo castigo al gobierno, se convierte en un prólogo de una posible y amplia victoria del principal partido de la oposición, en las elecciones generales del año que viene.  A este torbellino, el Partido Socialista Obrero Español, y la izquierda en general,  poco pueden hacer ante el gravísimo desgaste que sufren. De nada valen cambios de candidatos ni campañas de lavado de cara. Ya no le sirven, es tarde, muy tarde, demasiado tarde. Por tanto es muy posible que en los próximos meses  empleen un arma que en el 2.004 les dio excelentes réditos y a la que yo doy en llamar  “El voto del odio”.

Los ciudadanos serán bombardeados en los meses que faltan para las elecciones generales en consignas como “que viene la Derecha” (¡el lobo, el lobo!) y quien no vote a las izquierdas son fascistas o poco menos.

También azuzarán al  votante  de izquierdas que, hastiado de los desatinos que percibe en la gestión de la crisis, no desea votar, ya que la opción sería votar al Partido Popular y no están por la labor. Mi profundo respeto a ese votante. Y este será el mensaje: Si no me votas al menos hazlo contra la derecha.

¿Qué sucedera? Sencillamente, se resucitarán agravios de hace ochenta años. Activarán odios ficticios y recordarán desde petroleros hundidos hasta  guerras  lejanas  (Libia y Afganistán no cuentan) y ya no hablemos de sastres que hacen su agosto en tierras mediterráneas. Los paniaguados de la mal llamada cultura, entrarán en acción y nos aburrirán con su mismo discurso y eso sí: ¡Que viene la derecha! Y yo me pregunto ¿y si viene qué?

Que yo sepa, que nosotros sepamos, estamos en una democracia, y cualquier democracia con buena salud, es normal que alternen en el gobierno los partidos políticos, y es lógico que quien lo hace mal debe dejar el poder y dar una oportunidad al siguiente. Así funciona la democracia.

Espero que tal cosa no suceda, pero lo que estoy empezando a ver no me tranquiliza. Se quiere incitar al voto del odio, lo cual repruebo. El autor anima al electorado que demuestre su inteligencia votando a quien crea más conveniente, pero nunca contra un partido, voten con tranquilidad y sin animadversión, sobran opciones.

Y a quienes van a agitar el fantasma de la derecha solo les puedo decir una cosa: Los fantasmas no existen, salvo en las discotecas.

Siempre he pensado que en política, al adversario se le combate con argumentos y convenciendo, jamás venciendo. El juego limpio y el respeto a quienes están en el otro lado son básicos. Evitemos votar “contra” porque el odio al adversario político puede socavar nuestra convivencia, enfermar nuestra democracia y caer en demagogias que a nada conducen. Somos ciudadanos de nuestra nación y tenemos que estar a la altura.

Soy Mikel O Ferdinand  y creo en la democracia y en el respeto a quien no piensa como yo.

domingo, 5 de junio de 2011

MIL POEMAS


Contemplo tu cara y escribo este poema,
tu sonrisa hablando por ti.
Ladeada la cabeza y
mirando a un futuro que nunca imaginaste.
El azabache mutado en mirada,
apoyada en mil historias,
en mil motivos,
en mil maneras.

Pienso en ti y escribo este poema.
En pasados extraños
de islas lejanas
Ítacas de las que nunca retornaremos
donde los Ulises nunca existieron
ni las Penélopes esperaron.

Veo tu retrato y escribo este poema.
Pienso en ti,
recordando cientos de cosas
en las que tu nombre está escrito.
sé que me amas.
Veo tu foto
y escribiría... mil poemas.

LA GRITAREMOS



Sintiendo lo que nunca quise,
soplando
un ritmo nuevo de palabras extrañas.
Y me lo dices.
Cosas que terminaron cuando lo empezaste
ante vacíos resultantes de rebeliones cargadas.

Y me quieres.
Lo repites en la noche al palpar mi rostro
al saber que pasé
al conocer la ruptura
al acabar del granito eterno.

Ante montañas inalcanzables
que revisaron nuestro yo.
Lucharás,
sabiendo de antemano la victoria
porque la gritaremos a lo lejos,
y la gritaremos solos.

sábado, 4 de junio de 2011

¡QUE OBSESIÓN TIENEN CON FRANCO!



La Real Academia de la Historia  acaba de sacar  Diccionario Biográfico Español con 40.000 biografías de personajes de la historia de España. Con 50 tomos de unas 800 páginas cada uno, hace que, este trabajo de años, sea una de las mayores empresas que haya hecho una institución  española con la colaboración de los más prestigiosos historiadores y catedráticos y  ello unido a que se colgará en la red para que todos tengamos acceso.  Felicidades y mi aplauso a la Real Academia de la Historia.

Ahora bien, todo ese titánico esfuerzo ha estado a punto de echarse por la borda por la izquierda más exaltada y por los dictadores de lo políticamente correcto; ha habido, incluso, quien ha pedido  el cierre de la real academia (cosa que solo se hace en la dictaduras) y todo porque, de esas 40.000 biografías, la de Francisco Franco  no se le tacha de dictador sino de autoritario.

Aún no he podido leer esa obra (y tengo un gran interés) por lo que no puedo hacer un juicio imparcial sobre ese tema. En cambio las noticias de estos días en relación al asunto que nos ocupa, me han hecho pensar en una idea: ¡que obsesión tienen con Franco!

Cuando Francisco Franco falleció de viejo y en la cama (eso jamás se lo perdonarán) a los ochenta y tres  años, quien esto escribe solo tenía 10 años pero lo que percibí en la gente no era ni alegría ni tristeza, lo que noté en todo mi entorno fue incertidumbre (¿y ahora qué?). Tres años después Don Juan Carlos I firmaba nuestra constitución marco en el que regimos nuestra convivencia.

Fue, entonces, cuando se abrió la veda. Las critica al “anterior jefe del estado”  si bien, muchas, fueron fundadas con argumentos irrebatibles los cuales suscribo plenamente, otras rozaron lo grotesco. Fue tal el cúmulo de ataques que lo que han logrado es el efecto contrario. A casi cuarenta años de su muerte, la gente lo sigue recordando, sus partidarios se han reafirmado en sus ideas y su figura sigue siendo objeto de curiosidad y discusión por parte del gran público.

Señores de la izquierda y de lo políticamente correcto:

·        Estoy plenamente de acuerdo que el régimen de Franco fue una dictadura y no una democracia aunque le pusiesen el apellido de Orgánica.

·        Estoy de acuerdo  en que la libertad, como la entendemos y deseamos, no existía en aquellos años bajo las tijeras de la censura y la vigilancia de la dirección general de seguridad.

·        Soy demócrata convencido porque entiendo que la democracia es el único marco en que todos cabemos   y podemos desarrollarnos plenamente como personas.

·        Creo en el progreso de las naciones como única solución a los graves problemas del mundo  dentro de la libertad personal del individuo, avanzando siempre hacia el futuro. Luego soy progresista (no progre).

·        Ni soy un privilegiado,  ni  vivo de la política. Soy una persona normal  que vive de su trabajo y en el día a día hablo con muchas personas de todo tipo y sé lo que piensan y lo que sufren y le puedo decir que Franco no entra entre sus prioridades.

Considero que una persona muere realmente cuando ya no queda nadie que la recuerde,  y con su actitud de odio y revancha lo están resucitando una y otra vez, justo lo que no quieren ustedes.

Franco es pasado, ya no pertenece al mundo de la política, ahora le toca juzgarlo la Historia. Si es cierto lo que ustedes piensan, no tienen de qué preocuparse,  la Historia, con mayúsculas, será todavía más dura en su juicio, veredicto y sentencia. Dejen de sembrar odios innecesarios y dejen de obsesionarse con el general Franco. Con su actitud arriesgan a que media España se sienta amenazada y “no se resigne a morir a manos de la otra media”. Los españoles quieren tener la fiesta en paz, los ciudadanos de a pie, hace tiempo que cerraron sus cicatrices y miran para delante. Por tanto repito: QUE OBSESIÓN CON FRANCO.

Franco hace casi  cuarenta años que murió por lo tanto sencillamente hay que olvidarlo.