BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




sábado, 31 de marzo de 2012

VINO DERRAMADO


Diciendo lo que dirá en las horas, una runa orante de yoes. Y me dices que los aires nunca olvidan y me dices que los vinos se secaron. Vino dulce que dejas amarguras de resaca. Vino de copa derramada, compañero de reflexiones, camarada de desengaños. Tu escuchas nunca hablas.

Deja que te cuente mis falsas nostalgias, que las despedidas noctámbulas narren por mí. Que mis prosa desatada se hagan versos y que tus carnavales digan llora, digan nunca, digan vuelve.

Y tus gotas derramadas en el mantel, en el mármol y en anónimas maderas. Son sangre de quien amó, son salinas lágrimas de quien sufre y disimula. Y mira hacia atrás en serena ceguera sabiendo que ella estaría esperando su zafiro y preguntándose ¿que ocurrió?




domingo, 25 de marzo de 2012

TRENES EN OLVIDO


No quiero trenes esperando en mis estaciones, solo deseo la grandeza de tu paciencia, la nobleza de tu olvido, el resurgir de sus sonrisas. Quiero encontrar tu rostro en cada esquina de mi andar y saber que nunca necesitaste esperar. 

Fueron licores mágicos que me demostraron todo y me dijeron vuelve. En la gratitud de tus amnesias voluntarias, ninguna Penélope se pondrá en la estación. Los Domingos son Domingos, y la fiesta será perenne porque tus brazos perdonaron, porque tus ojos dijeron te quiero. 



sábado, 24 de marzo de 2012

DESEARÍA QUE NO FUERA CIERTO

  

He recibido recientemente un mail que aquí transcribo tal cual lo he recibido. Suelo coger con pinzas toda la información que me llega, pero en este caso tengo motivos suficientes para pensar que no es un bulo. Al menos merece crédito porque, todo lo que vamos sabiendo del problema de Grecia, concuerda sospechosamente con lo abajo escrito. Me encantaría estar equivocado porque de esta nación, la cual me fascina, viene uno de los pilares de la cultura occidental, nuestra cultura. De ser así tenemos que sacar conclusiones. Se puede vivir del cuento pero no eternamente. 

Leed lo que aquí transcribo y opinad y, lo que es más importante, reflexionar sobre nosotros para que no volvamos a caer en los mismos errores.
 
Expertos encargados por la unión europea para  estudiar las causas que han llevado a Grecia a la presente situación económica. Reportan:

  
- Falsearon su contabilidad para entrar en el euro y luego siguieron falseando su realidad, hasta que la cosa estalló. 

- Había jubilaciones masivas a los 50 años.

- Había 50 conductores por cada coche oficial, de promedio.


-Había 45 jardineros para una maceta con 4 arbustos en el hospital  Evangelismos.


- Tiene la población ficticia más alta del mundo de personas de 110 años porque no se dan de baja los muertos y se cobra su pensión.


- La unión europea ha detectado que hay familias que cobran 4 y 5 pensiones que no les corresponden.


- Hay pensiones que se siguen cobrando con muertos que murieron en 1953, hace 48 años.


- 40.000 señoritas reciben una pensión vi-ta-li-cia de 1.000 euros mensuales por el mero hecho de ser hijas solteras de funcionarios fallecidos y que le cuesta a las arcas del Estado 550 millones de euros al año. Ahora sólo la cobrarán hasta que cumplan 18 años.


- Los marcapasos en los hospitales griegos se adquirían a un precio 400 veces superior al que pagan los hospitales británicos.


- En Grecia son  numerosos los trabajadores que se han beneficiado de jubilaciones anticipadas fijadas en 50 años en el caso de las mujeres y 55 años (Esta ley fue aprobada por el gobierno socialista de 1978) en el caso de los hombres- por pertenecer a alguna de las 600 categorías laborales consideradas especialmente extenuantes, y entre las que se incluyen los peluqueros (por aquello de que los tintes que utilizan pueden resultar nocivos), músicos de instrumentos de viento (soplar una flauta es agotador) o presentadores de televisión (se supone que los micrófonos provocan daños en la salud).


- Hay miles de chollos, ministerios e institutos inservibles, de los que comen un montón de griegos. Como ejemplo el Instituto para la Protección del Lago Kopais, un lago que se secó en 1930. (1763 griegos son empleados para la protección del lago)

- El fraude fiscal es masivo, más del 25% de los griegos no paga un duro en renta de personas físicas, pero 0, ni descuento ni pago.


- Por otro lado el peso del sector público en la economía es aplastante- Tienen cerca de un millón de funcionarios para 4 millones de griegos de población activa. Ellos hacen como que trabajan y el estado hace como que les paga.


- El salario medio de los empleados de los ferrocarriles públicos griegos supera los 66.000 euros al año. Y esto incluye a limpiadores y otros trabajadores de baja cualificación. El metro de Atenas (casi gratis) recauda unos 90 millones de euros en tickets cada doce meses, mientras que el coste total de esta empresa pública es superior a los 500 millones.


- Los franceses reciben de media como pensión un 51% de su último salario, los alemanes un 40%, los norteamericanos un 41% y los japoneses un 34%. Mientras, los jubilados griegos se embolsaban un 96% del total de lo que cobraban trabajando.


- En la última década, se han creado más de 300 nuevas empresas públicas.


- Grecia tiene cuatro veces más profesores que Finlandia, el país que mejor nota sacó en el último Informe PISA, pero esa  superpoblación de docentes sólo le ha servido para estar entre los países  europeos con peor nivel en casi todas las pruebas educativas.

Increíble ¿verdad? Ahora divulgarlo si actuamos en base a esta enseñanza estaremos a tiempo de muchas cosas

viernes, 23 de marzo de 2012

PROSAS


No puede haber entradas que justifiquen el nunca.
Porque la poesía avanza
clandestina en una prosa que la protege.

Y existe entre mis letras
porque así lo deseo,
así lo busco
y así lo creo.

Marca los rotos de prohibiciones.
Buscad en la prosa mis versos.
Porque quiero
regalaros mis vidas,
deseo que leáis mi dentro.

Porque no puedo
convertir sus renglones,
en poesías de deseo.
Quiero sentir la cordura
 mientras escribo poemas.
Porque no puedo
decir en letras
lo que realmente siento.

Cargas de letras rotas
donde podáis
decirme siento.


viernes, 9 de marzo de 2012

¿QUO VADIS EUROPA?


Cuando finalizó la segunda guerra mundial, una de las más devastadoras guerras que el planeta jamás había conocido. La Europa hegemónica que dictó su imperio al mundo quedaba reducida a escombros y ante un proceso de descolonización sin precedentes que le privó de las bases de su poder. Estados Unidos y la URSS cogían la hegemonía mundial. Europa occidental (la oriental estaba en manos del comunismo) se dio cuenta que el camino futuro no estaba en la rivalidad nacionalista sino en la unidad.

El 9 de Mayo de 1950 el ministro de asuntos exteriores francés de origen alemán Robert Schuman lanzó el discurso que lleva su nombre (Véase La Declaración Schuman) y que sería la base de la unidad de Europa. Con el tratado de Roma la unión del continente daba sus primeros pasos en 1957; y con el correr del tiempo las naciones europeas se fueron uniendo, siendo a día de hoy un territorio de  4 324 782 Km2 y con una población de 501 105 661 de habitantes repartidos entre sus 27 estados miembros.  El tiempo le dio la razón a Schuman cuando las naciones de la vieja Europa descubrieron por sí mismas que era más los que les unía que lo que les separaba. La unión de del viejo continente tomaba forma.

El año 2002, en plena prosperidad económica, Europa dio un paso importante, aunque insuficiente, al adoptar la moneda única el Euro. Ahí empezaron los problemas de los europeos.

No voy a negar las ventajas de una moneda única. Por un lado significa viajar de Portugal a Finlandia sin necesidad de cambios de monedas y quien dice tráfico de personas también lo dice de mercancías. Pero la implantación del Euro vino, desde mi punto de vista, acompañada de dos errores:

El primer error fue el modo y manera de como se realizó el trueque del euro con las monedas nacionales. En muchos estados como España, surgió un alza de los precios al redondeo; lo que encareció los productos a la venta, mientras se mantenían los salarios como estaban. Ello produjo una reducción salarial encubierta. En España el alza de precios por el redondeo ha sido, en algunos casos, sangrante con  los productos de primera necesidad. 

El segundo error, y más importante, fue que se implantó una moneda única sin una política económica y fiscal única, cada estado hizo la suya. Las consecuencias las estamos pagando ahora. Estados como Francia y Alemania se encuentran lastrados por estados como Grecia la cual,  sujeta a sus compromisos con Europa no puede hacer lo que sería lógico en estos momentos económicos tan difíciles: Devaluar su moneda.

La devaluación de una moneda puede parecer una medida muy dura pero los resultados llegan a medio plazo. En el caso de Grecia abarataría sus productos para ser exportados lo que ayudaría a la entrada de divisas unido a la afluencia masiva de turistas al ser un país barato. Pero al tener una moneda única la solución, a simple vista,  más viable no se puede llevar a cabo. Y la situación griega o de cualquier país, como he dicho más arriba, lastra y de manera considerable cualquier recuperación europea.

Se impondría en este caso una unidad en la política económica, como primer paso a la unidad política de Europa con una sola voz y no un coro de veintisiete voces,  pero ¿quien le pone el cascabel al gato?

¿Estarían los estados miembros dispuestos a ceder esa parte de su soberanía para que desde Bruselas se decidiese lo que producir, fabricar o vender? ¿O que se suprimiesen actividades económicas locales, por mandato europeo,  en aras del bien común? Complicado ¿verdad?

Y sin embargo sí o sí, este es el debate que tienen que plantearse en la Unión Europea. Tenemos que dejar de pensar como franceses, belgas, alemanes o españoles. Si queremos salir adelante y que el proyecto europeo, por el que tan fuerte se ha apostado funcione,  toca pensar como europeos y solo como europeos.

La Europa que deseamos ha de tener una sola voz. Tenemos que pensar, no como una comunidad, sino como una nación, sin renunciar por ello a nuestras singularidades culturales. Europa está ahora en la encrucijada más importante que decide su futuro. Solo nos queda preguntar:   ¿QUO VADIS EUROPA?





viernes, 2 de marzo de 2012

OS VOY A HABLAR DE LUCIANO



Os voy a hablar de Luciano Castro Vega. En el tiempo en que se cumple un año de su marcha. Para sus desconocidos puede ser un nombre más anónimo de los que componen la larga lista de finados. Sin embargo, los privilegiados que le conocieron (yo incluido) fue un ser irrepetible cuya grandeza hace, que el medirla, sea una tarea imposible. 

De corta estatura no tuvo una infancia fácil en aquel Orense rural de la primera mitad del siglo XX, dedicado a tareas del campo con largas jornadas en los que el medio de locomoción eran las piernas, funcionasen o no. Recuerdo los gigantescos bancales de los viñedos de la zona, propios de un reportaje de National Geographic. Me impresionaron todavía más cuando me contó que él había trabajado en ellos y que dormían en cabañas porque no había tiempo material para volver a casa. Me contó los crudos inviernos de la Galicia interior, con capas de nieve hasta el estómago, en que las  vacas no entendían que hiciese mal tiempo y había que sacarlas fuera o no festivo. Tuvo que despedir a sus tres hermanos cuando se marcharon por el mundo a la procura de un cambio a mejor. Siendo el mayor, y con su mala salud de hierro, enterró a dos hermanos (uno de ellos mi suegro) y sin embargo todos sabíamos que estaba allí y a la muerte de sus padres, él, soltero, asumió el papel de referencia familiar. Los hijos de sus sobrinos pasaron a ser sus nietos y su sabiduría y buen ánimo sigue flotando en el aire cuando visitamos aquella aldea testigo de sus andanzas.  

A un año en que nos dejó, la casa familiar se muestra triste y apagada, como si supiese que abandonado su último morador se iba también su espíritu. Luciano se encuentra presente en cada rincón de San Cristóbal, en la piedra donde se sentaba, en cada rebaño que pasa delante de nosotros. E incluso en el calor de las cocinas de leña que siguen presentes como una sorda resistencia a lo que los snobs llaman progreso. Al doblar la esquina para entrar en esa pequeña parroquia de Vilariño de Conso, el recién llegado cree verle con su boina y bastón esperando la llegada de los seres a los que quiere y que nunca dejaron de quererle a él. 

Su cuerpo físico ya no está, porque noventa años nunca dejan de ser noventa años. Pero su espíritu firme, honrado y limpio de remordimientos, sigue porque mientras se le recuerde no dejará de vivir. Luciano Castro Vega, hijo de Ignacio y de María no se ha llevado consigo tierras ni oros. Lo que se ha llevado consigo en la barca de Caronte es algo mucho más valioso: El amor de todos y la sabiduría de quien ha vivido la vida como había que vivirla. Gracias Luciano y descansa en paz.