BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




viernes, 30 de agosto de 2013

SIRENA DOLIENTE


Donde la entrada diga tu yo
marcando altares extraños,
marcará tus hitos
de cerrada herrumbre.

Y el lejos se te acerca;
es un arado cobre,
un surco castaño.
Fueron estaños dorados
de oro viejo
de plata joven.

Piensas en mí mientras nadas
viendo los bordes de las aguas;
entre árboles amarillo otoño,
de esmeralda primavera.

Te sumerges y sales,
serás sirena doliente
de quien perdió su otra parte
convertido en alhaja sutil
en collar de río
en anillo de dama.




jueves, 29 de agosto de 2013

TU NOMBRE



Confieso que grité  esta noche tu nombre.
Palpé vacío entre mis dedos.
Abrí mis ojos para cerrarlos decepcionado,
no te vi al despertar.

Confieso que grité tu nombre esta noche.
Aún no vives conmigo.
Estaba solo, amargado
y la tristeza me preguntó por tí.

Confieso que pinté tu sonrisa en mi vida
y oyeron tu nombre gritado en la oscuridad.
Todos se volvieron,
y todos me llamaron loco.

Pero pronto  hablaré contigo,
te daré mi boca, nos amaremos.
Y una mirada cariñosa me llamará al orden.
finalizará el estío y volverán a llamarme loco.

Confieso que grité esta noche tu nombre,
pero hasta ahora
tan sólo poseo eso de ti: Tu nombre.


NECESITO


Necesito tu fuerza para abrazarte,
para saber que existes
para descubrir la noche.

Nesesito que pienses mi nombre
para borrar dudas
para sembrar ideas.

Y la guitarra toca desaforada;
se sacia con sus músicas
con sus deseos y repliques.

Necesito sus cuerdas
sus baladas,
tus palabras.

Nesesito tu karma
para reconocer tus palabras
 para abrazarte entre nieblas.

Que siga la guitarra con su canto perentorio.
Para que tu nombre sentencie
para que tu fuerza me cubra.

Necesito tu fuerza
para entrar en tu vida,
para empezar mis recuerdos.

martes, 27 de agosto de 2013

ENTRE TUS VERSOS


Quiero desembarcar en tus palabras,
en tus letras,
en tus versos.

Quiero contarte mis vidas,
los motivos,
las ideas.

Y la sombra del poeta te abraza,
con nanas de cebolla escarchada.

Rozará el aire tu cara
y los poemas dirán libre
dirán ahora
gritarán siempre.

Los versos salen solos, de nacar extraño
de tierra sobrante.
armaduras de piedra cerrada.

Y mis palabras vuelan, gritan, corren.
Porque quiero desembarcar en tus letras
en tus versos
en tu historia.


domingo, 18 de agosto de 2013

ENTRE AGUAS, ENTRE HISTORIAS

Una lágrima roza su rostro,
a lo lejos nada me dice.
Sus sueños marcan la distancia
entre aceras gris cemento.

Mientras el puerto sigue su pulso
sus despedidas 
sus holas.

Y la lágrima cae al vacio
barriendo el recuerdo del nunca
del nada
del siempre.

Entre historias cae la lágrima
me dice sus nombres
su fecha
su historia

Y las aguas gritan horizontes,
señalan lunas de enigmas y nostalgias.
Mientras la ciudad agita su batuta,
el puerto se mueve con látigo de aire.

La lágrima sigue en perenne viaje
su rostro lo vela
en lejanos recuerdos
en años pasados.

sábado, 10 de agosto de 2013

SURCOS

Entre surcos acecho tu nombre,
quiero tu rastro entre mis dedos
quiero saber que existes
y que la brisa
salga a tu encuentro.

Deseo sentir tu esencia
allá donde mire
donde las barcas rompan girones
de palabras y de besos.

Y aparece tu rostro entre luces
entre bosques de pasados.
Aspiro el aire para atrapar tu nombre
para decirte razones
para recordarte lo que ya sabías.

Porque entre surcos busco mi vida
busco tu nombre
y también mis recuerdos.

martes, 6 de agosto de 2013

ENTRE PIEDRAS



Entre las piedras descarto mi recuerdo;
silencio mis anhelos de tu nostalgia.
Siento tus dudas entre mis líneas.

Niegas tu abrazo,
el reecuentro de dos camaradas.
No comprendes tu mar de dudas
no te puedes creer nada.

Piensas que quieres llamar,
llegar,
acudir.

Mientras tus ojos recuerdan sus noches
de billares
de músicas abrazadas;
y los ojos negros retornan
que te llaman
te señalan.

Gritarás mi nombre entre vigilias,
dudarás de mi existencia
en aquella ciudad de las piedras.

Te has quedado sin palabras,
de cómo no entendiste
que sólo tú podías
romper
mi coraza.

domingo, 4 de agosto de 2013

VIDRIO ROTO



Un cristal flota en el mar,
su historia nadie conoce.
Flota entre algas
entre peces
entre olas.

Y las sales pulen sus aristas
ya no corta las aguas;
flota el cristal de antigua vida
las sangres cambian de tono.

Y el sol se refleja cuando cambia
torna en espiral sus colores,
mientras las sales lo pulen,
borrando su historia.

Cuando el cristal llegue a la orilla,
será una lágrima pétrea
de brillante alisado.

Un cuerpo femenino lo luce
en brillante cadena
sin saber su pasado
ignorando su historia.







jueves, 1 de agosto de 2013

EL HONOR PERDIDO DE FRANCISCO JOSÉ GARZÓN

En 1974 el premio nobel de literatura alemán Heinrich Böll, publicó la novela El honor perdido de Katharina Blum, en la que la protagonista, desde el minuto cero, era blanco de la prensa que la criminalizó en solo cuatro días volcando a la opinión pública contra ella.

No he podido evitar recordar ese libro, en estos días en que mi Galicia se ha visto sacudida por la mayor de las tragedias ferroviarias de los últimos años. Dentro de la conmoción general dos cosas me llamaron poderosamente la atención: El ejemplar comportamiento de los vecinos de la parroquia de Androis, los héroes de aquellos momentos y, por otra parte, el desmesurado interés de culpar al maquinista de todo.

En un momento en que todos llorábamos; la prensa (especialmente la afin al poder) no tardó en dar datos, cada cual más grotesco, con el fin de hacernos creer que el maquinista don Francisco José Garzón era el único culpable de las 79 muertes. Poco ha faltado para hacernos creer que era un kamikaze a los mandos del tren.

A mi siempre se me ha dicho que toda persona es inocente mientras no se demuestre lo contrario y lo será mientras los tribunales no dispongan otra cosa. Para ello se ha de demostrar su culpabilidad (y no al contrario), esperar a que todas las pruebas sean analizadas y valoradas conforme a derecho. Hasta ese momento, creo oportuno pedir a los medios de comunicación la mayor de las discreciones en todas sus opiniones, y la más exquisita de las prudencias.

También deseo, desde estas líneas, manifestar mi disconformidad por la forma en que se ha tratado al señor Garzón, arrestándole en mitad de un trauma como estaba viviendo y llevándole esposado ante el juez como si de un peligroso criminal se tratase y permitir que sea fotografiado en tan humillante situación despojándole de toda dignidad.

Ahora lo que hay que hacer es dejarle en paz y ver hasta qué grado ha podido tener responsabilidad, pero siempre desde la presunción de inocencia. Meter en la herida el destornillador de la infamia no es ético.

Hay que buscar respuestas y no culpables para desviar otras responsabilidades que pudiesen derivarse de más alto. Puede haberse cometido un error, pero no  condenemos hasta saberlo todo, su honor no ha de quedar mancillado por, quien sabe qué siniestras razones.

Errare humanum est pero sea cual sea la sentencia de este caso, lo acontecido acompañará a Francisco José Garzón para el resto de su vida. Por lo tanto, tengamos la fiesta en paz y no criminalicemos a nadie.