BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




martes, 27 de junio de 2017

MARÍA

MARIA de Gloria Grau


Salve
María,
porque diste a luz 
en el peor de los sitios.
Porque no elegiste 
pasar a la historia,
te eligieron.

Salve 
María,
porque viste morir a tu hijo 
de la manera más cruel
e inhumana.
Y su recuerdo sería enorme
eterno.

Ave 
María
porque muriendo 
te hiciste inmortal,
porque acudes
donde te necesitan;
porque eres la Madre 
con mayúsculas.

Ave 
María
porque millones de almas
saben que existes
y te hablan,
te suplican,
te piden,
te rezan.






lunes, 26 de junio de 2017

ARREPENTIDA


¿Donde fuiste
a llegar los nombres?
A la tierra del agua
donde me dijeron las rutas
de errónea memoria.

¿Por qué regresas
apuntando a mis labios?
Porque un error
surgió de mi vida,
porque un error
destrozó tu alma.

¿Y ahora qué es
lo que esperas?
Que me dejes volver
recuperar
los rastros eternos
de nuestras noches.

¿Crees
que te diré que sí?
Tu mirada
brilla ante otros ojos,
ella me dice que no.

Otras vidas
te reemplazan,
porque otra luna brotó
del país de los olvidos
y del reino de nadie
que los dos tuvimos
por presentes
de una duda maldita
que cerró una puerta
del agravio
del dolor.





miércoles, 14 de junio de 2017

TU HORIZONTE


Mientras miras al horizonte
las olas
se preguntan si eres real.

Mientras sueñas con tus futuros;
un poema surge
de una imagen
que atrapa al poeta,
de una fotografía
que medra
tranquila,
sin más.

Y miras entre sueños
por un horizonte
con su silencioso misterio,
que te hace recibir tu vida.
En medio de las ilusiones
en medio de una mujer
que mira hacia el mar.
verde vidrio,
agua zafiro,
celeste frontera.





sábado, 3 de junio de 2017

MIS ERRORES



Me equivoqué
cuando dije adiós
y no siempre.

Mi ruta
cambió de signo,
viví otras vidas
otros sentidos,
pero me equivoqué.

Pagué caro mis errores
por no coger tu mano
por no seguir tu ruta
en eterno abrazo.

No lamento
el camino andado.
Solo mi elección
quien vino a mi lado.

Y ahora estás aquí
con tu sonrisa de hace años,
con tu alegría,
con tu paz.

Nunca te fuiste,
solo esperaste.
Descubrí ante ti
que Itaca siempre
estaba conmigo.

Nada dijiste
solo tu beso,
tu sonrisa,
tu mano,
y tu eterno cariño
de quien nunca deserta
de blanca mirada,
de tranquila alma.